Los millonarios que dejaron los estudios y tuvieron éxito

Escrito por:

diciembre 9, 2013 Miscelaneo

 

Millonarios con éxito sin terminar sus estudios

Si bien son demasiadas las personas que hoy en día poseen un alto caudal de dinero y se graduaron en los más prestigiosos colegios del mundo, existen casos de éxito muy aislados pero verdaderamente reconocidos en donde los autores no completaron todos sus estudios, debido a que se dedicaron de lleno a los proyectos que tenían en mente.

Existen muchas personas que tienen en mente que el graduarse de una carrera, y tener en sus manos el título que acredita determinada profesión, ya de por sí es un motivo de éxito, pero hay que destacar que muchos profesionales son fracasados debido a que no tienen la capacidad de proyectar y de imaginar lo que, incluso muchos no graduados pueden.

mark zuckerberg

El caso más actual y trascendente es el de Mark Zuckerberg, un programador que realizó sus estudios en la prestigiosa Universidad de Harvard aunque no los terminó debido a que no tenía tiempo para dedicarse a su gran proyecto llamado Facebook, el cual lo convertiría en uno de los millonarios más jóvenes de esta época.

Ralph Lauren, hoy en día su nombre es llevado por las más prestigiosas prendas de vestir de la moda. Dejó sus estudios para dedicarse de lleno a lo que lo apasionaba que era el diseño, comenzando por crear diseños de corbatas logró entrar en el mundo de la moda.

Steve Jobs, un visionario reconocido en el mundo tecnológico fallecido hace poco tiempo, entra en esta lista debido a que también abandonó sus estudios, y sin que le impidiera seguir con sus proyectos, se convirtió en una de las personalidades más reconocidas del mundo por construir el imperio Apple comandado por las computadoras Mac que competían directamente con los productos de Microsoft de Bill Gates.

Son muchos los casos de éxitos de personas que se volvieron millonarias, sin tener sus estudios terminados, pero cabe destacar que las carreras estudiantiles son un gran impulso para poder desarrollar las ideas que tenemos en mente.

Fuente | Somos Geek

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *